Para chuparse los dedos, Puchero

January 17, 2016
puchero en carnavales

Un aroma penetrante en mis sentidos, toda una mixtura indescriptible de olores en el ambiente. El sabor, no tengo palabras suficientes para expresar lo que en este momento siente mi lengua, la dulzura y lo salino en armonía en este suculento plato.

Para chuparse los dedos, el Puchero

Conocida también como la novia de Lima, el Puchero, el sancochado o t´impu, que fue el resultado de la unión de dos grandes gastronomías: el t´impu incaico con el puchero español, haya por 1536. Y que ahora en nuestros días se sirve en el periodo carnavalesco del Perú, que es en el mes de febrero.

Para esta irresistible potaje se necesita longaniza, tocino de cerdo, cecina o charqui, carne de res carne de cordero, zanahoria, poro, camote, coliflor, asnapa, garbanzo, arroz, yuca, papa, chuño, ajo, cebolla, choclo, y aquí en Cusco el añadimos pera y durazno.

Todas las ricas carnes se hacen hervir acompañadas de pimienta y sal al gusto. A los 45 minutos de hervor se agrega en trocitos la cebolla y el ajo para que empiecen a aromatizar la preparación. También van con ellos la fresca cebolla, poro y zanahoria, y se dejan cocinar por un espacio de 35 minutos. Se añade el garbanzo. Luego controlar la cocción de los vegetales y retirarlo de la olla según sea su estado. Se añade las papas y el camote, acompañados con el oriundo choclo; junto a los nutritivos chuños y yucas. Y casi como último paso se agregan el siempre infaltable, arroz, con los deliciosos duraznos y peras. Ya al final se agregan el repollo o coliflor con la asnapa (perejil, orégano y huacatay). La combinación de todos estos sabores es un exquisito manjar para chuparse los dedos. Todos estos ingredientes se preparan y se sirven enteros.

El sancochado, que en el quechua era ‘sankhuchay’, es un plato típico de la gastronomía del Perú, que combinado hace alrededor de 480 años con la inventiva de los franciscanos, sumado el hambre de las multitudes indígenas, dio un resultado fascinante que como decían ellos era para alimentar el cuerpo y el alma.

El puchero andino peruano, o puchero serrano, tradicionalmente es servido en los carnavales de febrero como parte de las festividades. Mucha gente espera estas fechas para degustar su platillo favorito. Para la cocción como combustible se emplea leña seca y algunos troncos que le dan esa sazón especial.