La hoja de coca en la adivinacion

April 7, 2016

Como oficiantes de este rito pueden participar hombre y mujeres, estas son requeridas sobre todo para pronosticar todo lo referente a al amor. También la adivinación comprende aspectos como los negocios, trabajo, salud, rivales potenciales que provocan el mal y robos. La consulta sobre estos aspectos siempre se hace con mucha discreción entre el que adivina y el que requiere el servicio de adivinación. Los robos son muy consultados porque se supone que la persona que roba también quiere “mal” al que es robado. Por esto es necesario conocer quién es el enemigo encubierto. El oficiante a la persona que necesite de su poder de adivinación que le lleve coca, licor, cigarrillos. Reza a los santos y a los espíritus de los cerros y luego le pregunta el nombre de los posibles sospechosos poniendo en los bordes de una paño de artesanía una hoja de coca por cada uno de los sospechosos del robo. Toma después un puñado de hojas y la tira al aire para que se esparzan en el paño. Se repite esta operación por tres veces consecutivas para cerciorarse que el ladrón es la persona indicada por la coca.

También es muy frecuente consultar a los adivinadores de la coca en asuntos de negocios, salud y en forma especial sobre la suerte en el amor, que consultan con mayor frecuencia las mujeres, para este tema se suele preferir a las adivinadoras mujeres porque se tiene la impresión que son más certeras en sus pronósticos. La adivinadora comienza preguntando el nombre de la persona y el motivo de su visita. Después, se dirige e una oración a los diversos santos de sus devoción y también a  sus espíritus protectores de los cerros (Apus); y levanta tres hojas de coca y sopla en dirección a las montañas mencionadas en su oración. Luego, arroja un puñado de coca sobre un paño de colores (unkuña) y se observa con detenimiento la posición en que han caído las hojas, si la posición en que han caído las hojas, si la cara de la hoja es de verde oscuro, es signo de buena suerte, si cae por la cara verde gris la suerte es contraria. Así, se inicia un diálogo entre la adivinadora y su cliente, donde la intuición y la sincronía, de la que habla el psicoanalista Alfred Jung, están presentes para ofrecer una salida a la persona que viene a confiar sus problemas para ofrecer una salida a la persona que viene a confiar sus problemas. Si a juicio de la adivinadora existe algún maleficio en contra de su cliente, se harán una serie de oraciones especiales para vencer el mal, veteando la coca hasta ver que el problema haya sido superado y tenga un desenlace favorable para la persona que ha consultado la hoja de coca. Si no es así, la adivinadora aconseja desistir y tomar otra camino. Tal es el grado de confianza que logran trasmitir estas adivinadoras de la coca que en los Andes peruanos son muchas las personas que consultan antes de iniciar cualquier actividad importante para sus vidas.


Warning: include(/index.php): failed to open stream: No such file or directory in /home/mysticla/public_html/wp-content/plugins/social-share-button/includes/class-shortcodes.php on line 41

Warning: include(): Failed opening '/index.php' for inclusion (include_path='.:/opt/cpanel/ea-php56/root/usr/share/pear') in /home/mysticla/public_html/wp-content/plugins/social-share-button/includes/class-shortcodes.php on line 41