La etnobotánica y la conciencia

April 7, 2016

Le termino etnobotánica, desarrollado por nuestros amados científicos, poco se acerca lamentablemente a la realidad mágico-religiosa del pensamiento andino-amazonico.

Aunque puede ser muy útil para acomodar tal cual planta en el contexto de tal o cual etnia o cultura, pero eso no nos ayuda mucho. Los científicos y antropólogos difícilmente son chamanes. El modo de ver el mundo con un poco más de humildad y transcribir a nuestra intelección su forma de pensamiento. A veces el entendimiento entre dos culturas tan diferentes no es fácil, hay que hacer un esfuerzo.

Al decir de un nativo shipibo… “la madres de la Ayahuasca es el Tabaco”. ¿Cómo entendemos esto, nosotros los civilizados?  Un nativo huitoto dirá: “el abuelo Inaguya siempre verifica la preparación de nuestro Ampiri. Y un machiguenga: “el tabaco es el alimento de nuestros espíritus auxiliares”. Estos ejemplos son formas de pensar y sentir que el academicismo clasifica como hechos trascendentales de la imaginería nativa. En ningún momento le da el apropiado respeto e investigación que merecen, poniéndolo a su museo como curiosidad antropológica.

Para ser un auténtico nativo esto no tiene nada de curiosidad. En realidad es lo más importante de su cultura y en torno a ello fluye toda la vida de la sociedad indígena.

Otro punto a tocar son los llamados modificadores o alteradores de la conciencia, expresiones un poco oscuras que en realidad nos confunden todavía más en este ya de por si misteriosos mundo. Deberíamos como ciencia, palabra que ocupa diferentes sentidos según cultura o tradición que la use. En toda mi prolongada experiencia, tomando las diferentes plantas maestras de esta arte del mundo, llamada América, no he encontrado una que altere o modifique la conciencia de por vida, aunque a veces me haya sido difícil controlarla. Si he conocido plantas que modifican la percepción de la realidad, pero la realidad ha seguido siendo la misma

La  conciencia solo cambia con el acto consiente de cambiar la interrelación con la vida que generalmente conlleva un gran esfuerzo y una dedicación de toda una vida. Este es un gran secreto, cuando modificamos las percepción de lo que nos rodea por medio de las plantas maestras podemos sentir la pureza –por poner un ejemplo– del amor. Cuando un regresa  a la “realidad cotidiana”, más sensibilizado por los efectos de la planta, comienza el verdadero trabajo de conciencia y conocimiento del mismo. Uno entonces comenzara a reconstruir el amor en su vida desde una perspectiva renovada.

En otras palabras, estas platas actuarían como lentes para observar tal o cual realidad de nuestro entorno y poder llegar a mas conclusiones por las cuales acrecentar nuestra conciencia sobre lo que nos rodea. Puede usted experimentar con el cactus San Pedro, la Amanita Muscaria o la Ayahuasca y vera mil cosas diferentes. Esto en principio le asustara ya que no está acostumbrado a tales espectáculos visuales, pero si profundiza en el estudio de todas estas plantas, llegara a la conclusión de que le muestran la realidad más allá de lo que permiten nuestros órganos sensoriales. Por todo esto, hacemos un llamado a las personas que quieren descubrir este complejo y fascinante mundo: investigadores, antropólogos, psiconautas, etc., que actúen con paciencia, claridad y una sana intención de aprender este maravilloso don de las plantas maestras para que realmente se acreciente la conciencia y no la confusión.


Warning: include(/index.php): failed to open stream: No such file or directory in /home/mysticla/public_html/wp-content/plugins/social-share-button/includes/class-shortcodes.php on line 41

Warning: include(): Failed opening '/index.php' for inclusion (include_path='.:/opt/cpanel/ea-php56/root/usr/share/pear') in /home/mysticla/public_html/wp-content/plugins/social-share-button/includes/class-shortcodes.php on line 41