La Comunidad de Qero

February 8, 2016
comunidad de quero

Si la cultura del Perú se pudiera resumir, el extracto seria la comunidad de Qero. Un pueblo pequeño a las faldas del Apu Ausangate.

En el siglo XVI con la llegada de los conquistadores al Perú muchos ayllus tuvieron que huir en diferentes direcciones del imperio para poder sobrevivir. Pero poco a poco, ayllu tras ayllu iban cayendo diezmados, sin embrago el ayllu Qero, un linaje de sacerdotes andinos, escondidos en la zona más hostil del Ausangate lograron permanecer vivos, ingenuos los españoles pensaron que explorar esos adversos lugares sería un esfuerzo vano, creyendo que ningún ser humano podría vivir ahí. Los hábiles qeros se superpusieron al mestizaje, suspendiéndose en el tiempo por casi 500 años, “piqchando” coca e incrementado el tamaño de sus pulmones consiguieron supervivir donde nadie más lo haría, nadie más que ellos. Su pasión por la belleza natural y su profundo entendimiento espiritual hizo que conservaran todas sus ceremonias, costumbre y ritos que heredaron de sus antepasados, sacerdotes incas. También como parte de su cultura está el mito del Inkarri, una leyenda, sui generis. Narra el resurgimiento del Tahuantinsuyo, pasara cuando las partes del cuerpo del “Dios Inca” o “Inca Rey” se unan con la cabeza, con un magnetismo interminable brazos y piernas, vendrán a Cusco para unirse y renazca el verdadero emperador, tiemblan los cuerpos y las espadas de los españoles, pues cuando el día llegue se les será robado el último suspiro de vida.

Y así como el Inkarri, muchas costumbres y tradiciones, son mantenidas intactas por el pueblo Qero. Por fin en 1955, el antropólogo Oscar Núñez del Prado nos dio ese extraño sabor agridulce del descubrimiento de esta comunidad tan bella, tan perfecta, tan conservada. Cuando la expedición del Dr. Oscar se adentró en los lugares más escondidos a la Provincia de Paucartambo, entre los 2,000 m.s.n.m. y los 5,000 m.s.n.m., entre selva y andes se encontró a su paso con viviendas de un solo piso, pequeñas, con techos de paja y muros de piedra; sorprendidos todos en la caravana se acercaron cautelosamente, fue grande su sorpresa cuando frente a sus ojos 2, 000 personas, incas, circulaban por las casitas, muy amables y también sorprendidos.

El 21 de noviembre del 2007 la comunidad de Qero fue declarado patrimonio cultural de la nación peruana, tanto por su identidad como su por su estado de conservación.