El Imperio Inca

March 6, 2016
imperio inca inti raymi

Para el origen de los incas se han contando una infinidad de historias pero dentro de la mitología y tradición peruana la mas resonante es la versión que narra que el Dios Sol Inti creo al primer soberano inca Manco Capac y a su esposa Mama Ocllo en el lago Titicaca, desde allí los primeros incas emprendieron viaje en busca de un lugar donde fundar su reino, este lugar fue el Cusco que desde principios del siglo XIII fue el centro político y religioso del imperio.
En un principio el imperio Inca apenas se extendía más allá del valle de Cusco, su cultura era muy semejante a la de sus vecinos basaban su subsistencia en la agricultura y la ganadería y tenían ciertos conocimientos sobre la orfebrería, cerámica y confección textil. Sin embargo los incas demostraron una extraordinaria capacidad organizativa y un gran sentido práctico. Las sucesivas campañas militares aumentaron su territorio y su poder.
Las mayores conquistas del imperio se realizaron en algo más de 50 años, un tiempo record comparable a las hazañas de Gengis Kan. En su época de mayor esplendor, el imperio Inca tenía una extensión de 4 millones de kilómetros cuadrados y 15 millones de habitantes, desde Ecuador al norte hasta Chile y Argentina en el sur, que incluía más de 200 pueblos diferentes. Para cohesionar estar estos pueblos se impuso el culto al sol y la legua quechua que aún se habla en amplias zonas de Perú, Ecuador, Colombia, norte de Chile y Argentina.
Los incas eran unos colonizadores inteligentes y aprendieron mucho de las culturas anteriores, tomaban lo mejor de cada pueblo que conquistaban y así fueron ampliando sus conocimientos adaptándolos a su estructura social para construir un estado realmente productivo y eficaz.
La base de la economía inca era la agricultura, los agricultores estaban organizados en aldeas llamadas ayllus que estaban formadas por familias emparentadas entre sí, compartían el trabajo de la tierra, lo animales y los productos que obtenían aunque no conocían el arado utilizaban azadas y otros instrumentos de labranza. También usaban fertilizantes que dependiendo de la zona podían ser estiércol, pescado descompuesto o guano. Regaban sus campos por medios de canales, acueductos y balsas; y en las tierras altas de los andes practicaban el cultivo en terrazas en lugares aparentemente inaccesibles, se dice que ningún otro pueblo del planeta llego a cultivar tantas especies vegetales. El producto más importante y la mayor de sus aportaciones a la humanidad es la papa o patata, cultivaban en más de 200 variedades, también cultivaban al menos 20 variedades de maíz entre otros muchos productos. En cambio la ganadería se reducía a un grupo de parientes lejanos del camello en los que se encontraba la llama, el guanaco, la alpaca y la vicuña; la llama se aprovechaba por su larga y espesa lana y también se utilizaba como animal de carga aunque no puede soportar grandes pesos está perfectamente adaptada a la atmosfera escasa en oxígeno de las tierras altas. La vicuña y la alpaca eran apreciadas por su finísima lana con la que se tejían los vestidos de las clases altas.
Las tierras y el ganado del ayllu pertenecían al Inca, el soberano absoluto, y eran trabajados por la comunidad. Sus productos se dividían en tres partes, una para el Inca, otra para los sacerdotes y una tercera para el propio ayllu.
Además de la agricultura y la ganadería existían otros oficios especializados que también contribuían a la producción y al mantenimiento del imperio; había orfebres, alfareros y tejedores que se encargaba de la producción en masa y después era distribuida a todas las capas de la sociedad. El pueblo inca también contribuía a la grandeza del imperio con impuestos pero no en dinero sino, en trabajo para el estado, a estos tipos de servicios se les llamaba “mita”, podían consistir en trabajos en las minas en la construcción de edificios, canales, caminos y puentes, o bien en el servicio al ejército o la nobleza. La clase noble estaba formada por jefes locales, familiares del Inca o por jefes de pueblos absorbidos por el imperio, muchos de ellos ocupaban altos cargos políticos, militares o religiosos, pero por encima de todos estaba el Inca que era la encarnación terrenal del Dios Sol, no solo era la ley sino que estaba encima de ella, aunque se veneraba a varios dioses incluso fetiches y objetos con cualidades mágicas, el culto oficial se centraba principalmente en el Sol, en su honor se levantaban templos donde se sacrificaban animales y se ofrecían grandes ceremonias. El Inca vivía en su palacio del Cusco, rodeado de un lujo digno de su condición divina, su litera era transportada por nobles y vestía las más finas telas y joyas del imperio.
El Inca escogía a su sucesor entre los hijos que tenía con la esposa imperial, la Coya, que normalmente era su hermana.


Warning: include(/index.php): failed to open stream: No such file or directory in /home/mysticla/public_html/wp-content/plugins/social-share-button/includes/class-shortcodes.php on line 41

Warning: include(): Failed opening '/index.php' for inclusion (include_path='.:/opt/cpanel/ea-php56/root/usr/share/pear') in /home/mysticla/public_html/wp-content/plugins/social-share-button/includes/class-shortcodes.php on line 41