Cóndor Andino: Los Pichones

March 2, 2016

Durante miles de años el cóndor andino el ave voladora más grande del mundo vivió en armonía con las comunidades originarias de Sudamérica quienes lo han considerado un espíritu el espíritu de los andes, un nexo sagrado entre los hombres y sus Dioses. Sin embargo a partir de la conquista de América, lo colonos lo declaran plaga y lo mataron creyendo por error que atacaba a sus ganados, cuando en realidad es carroñero.

Habitante de otro tiempo, hoy su supervivencia se ha convertido en un desafío de conservación. La matanza injustificada lo ha llevado a la extinción en grandes áreas de su distribución, a esto se suman los problemas ambientales que aquejan el bienestar de estos animales.
huevo de condor
Los cóndores tienen una baja taza reproductiva, en las mejores temporadas ponen un solo huevo y crían un pichón cada dos o tres años. Pero en cautiverio es posible retirar el huevo estimulando una segunda puesta que queda al cuidado de la pareja de cóndores.

Lo huevos retirados del nido son trasladados a un centro de incubación artificial, ahí los pesan, miden y son cuidadosamente dispuestos en una incubadora, cada semana se controla el desarrollo del embrión.

Durante los dos meses que dura la incubación se mantienen estrictos parámetros de temperatura y humedad. Llegado el día el pichón demorada tres días en cascar el huevo para poder salir, durante este proceso es asistido permanente para minimizar los riesgos de su nacimiento.
condo pichon
Los pichones criados en alojamiento humano son cuidados y alimentados por títeres de aves que representan a sus padres. El tamaño del pichón se favorece al reconocimiento con los de su propia especie. Luego son trasladados a recintos especiales donde completan su plumaje y madurez, y permanecerán ahí hasta ser incluidos en un clan de migración