CIRCUITOS Y GUÍAS EN CUSCO

November 21, 2015

En Cusco hay cientos de agencias de viajes oficiales, pero cambian constantemente, de modo que se aconseja consultar con otros viajeros. Se advierte que muchas de las agencias pequeñas en torno a Procuradores y Plateros ganan comisiones con la venta de viajes que organizan otras  empresas, lo cual puede llevar a mal entendidos. Si la agencia también vende ponchos, cabía dinero y ofrece conexión a internet en la esquina, hay muchas probabilidades que no organice los circuitos. En los circuitos estándar se suele viajar en grandes grupos y con prisas. Entre las ofertas más clásicas se cuenta un circuito de medio día por la ciudad y/o ruinas cercanas, una excursión de medio día a los mercados dominicales de Pisac o Chinchero y un circuito de día entero al Valle Sagrado (eje. Pisac, Ollantaytambo Y Chinchero). También pueden hacerse por libre y al ritmo que uno desee desplazándose en un taxi con licencia, sobre todo si se va en grupo. Como alternativa, use el transporte público.

Las agencias también caros circuitos a Machu Picchu que incluye transporte, la entrada al yacimiento arqueológico, guía y comida. Pero como solo pueden pasarse unas cuantas horas en las ruinas, es mucho más agradable (además de más barato) hacerlo por cuenta propia. Se puede contratar a un guía en Machu Picchu o bien hacerlo con antelación en Cusco.

CIRCUITO A PIE EN CUSCO

Generalmente se inicia en la Plaza de Armas, uno de los espacios públicos, mas asombrosos de Sudamérica. De paseo por la calle del medio, se va hacia el suroeste y se cruza la Plaza Regocijo. A la izquierda un hermoso edificio, alberga restaurantes y tiendas. Se sube por la calle Garcilaso, que debe su nombre al Cronista Inca Garcilaso de la Vega, que vivió en el que hoy es el museo Histórico Regional. Entre las naciones coloniales destaca el Hotel de los Marqueses. Los domingos, los campesinos que hablan quechua se dan cita en la Plaza San Francisco. Si apetece, visítese la iglesia y el museo de San Francisco. Al otro lado de la arcada están la iglesia y el convento de Santa Clara. Si está abierta véanse los espejos, que en época colonial se usaban para atraer a los indígenas al rezo. Detrás está el ajetreado mercado San Pedro. Se pueden reponer fuerzas en algunos de sus puestos y luego salir hacia la calle Nueva hasta la Av. El Sol a la altura del Palacio de Justicia, un edificio blanco con un par de llamas en el jardín. Saliendo por Maruri, gírese a la izquierda en Loreto, una vía peatonal flanqueada por muros Incas, el muro occidental pertenece a Amaruqancha (patio de serpientes). El oriental es uno de los más antiguos y mejor conservados de Cusco y pertenece a la Acllahuasi (casa de las escogidas). Tras la conquista, se anexo al convento de clausura de Santa Catalina.

Lotero lleva de vuelta a la Plaza de Armas. Se tuerce a la derecha en Trujillo (Sunturwasi) y al cruzar al palacio se llega a Hatunrumiyoc, que debe su nombre a la piedra de los 12 ángulos. Pertenece a un muro del Plació del inca Roca, que hoy alberga el Museo de Arte Religioso. Hatunrumiyoc acaba en Choquechaca. Desde aquí se llega a la Plaza San Blas, centro bohémico de Cusco. Para observar el adoquinado, gírese a la izquierda por Tandapata. Los canales de riego Incas bajan por antiguas escaleras, y rocas talladas adornan los muros y piedras del camino.